Mi nombre es Carlos y soy fotógrafo profesional.

Desde que era pequeño me encantaba quedarme mirando a las personas y los edificios, hasta que con 6 años tuve una cámara entre mis manos y ya nunca más la solté.

Me encanta que la gente llegue a sentir lo que siento yo cuando hago fotografías, y por eso, escribo un blog con consejos para que os intereséis por este mundo.