Month: julio 2016

Cómo fotografiar el cielo estrellado

cb60a05dfe1f47318b0a718ddcf0c0f5

Nos hemos alejado de la ciudad, estamos en medio de la naturaleza, miramos hacia arriba… ¡increíble, el cielo está repleto de estrellas! Tu alma de fotógrafo no puede perderse la oportunidad de captar esta imagen tan maravillosa que el universo nos regala cada día, pero que sin embargo es muy difícil de conseguir en nuestro día a día en la ciudad. Por ello, antes de nada, para fotografiar el cielo estrellado debemos alejarnos de las luces artificiales y encontrar un hueco en completa oscuridad, además de que en los días de luna nueva es cuando el cielo brilla más, pues una luna llena también puede “contaminar lumínicamente” nuestra imagen. Pero ¿y qué consideraciones técnicas deberemos tener en cuenta para fotografiar el cielo estrellado?

  1. Vamos a utilizar el enfoque manual, así que lo primero es desactivar el enfoque automático.
  2. Ahora, más concretamente, debemos escoger un enfoque de infinito.
  3. El ISO ha de ser elevado, aunque dependerá de la cámara que tengamos, pues algunos empiezan a mostrar ruido a partir de un cierto nivel de ISO. Por ello, tenemos que experimentar hasta encontrar el adecuado a nuestra cámara, aunque podemos empezar con un ISO de entre 2000 y 4000.
  4. La apertura del diafragma y la velocidad de obturación también las vamos a controlar de modo manual, así que ponemos la cámara en este modo.
  5. La apertura del diafragma deberá ser la más amplia posible, lo cual significa que el valor de f/ deberá ser pequeño, entre f/2 y f/3.5 es lo más recomendable.
  6. La velocidad de obturación, por su parte, podemos situarla entre los 10 y 30 segundos. Por supuesto, tendremos que experimentar estos valores hasta encontrar el adecuado a nuestra cámara y nuestras circunstancias.
  7. Si nuestra cámara llena un estabilizar de imagen, lo desactivamos.
  8. Para evitar toda posible vibración al apretar el botón, lo ideal es usar el modo de disparo retardado de 2 segundos, aunque si disponemos de un disparador remoto mejor que mejor.
  9. De cara a la hora de procesar la imagen, lo mejor es optar por el formato RAW, o al menos por el RAW + JPG.
  10. Colocamos la cámara encima de nuestro trípode, que ha ser bueno y muy estable.
  11. Estudiamos con cuidado la composición y probamos diferentes escuadres o si queremos a aparezcan otros elementos aparte de las estrellas, además de cuidar que las nubes no nos estropeen la foto (o al contrario). Tampoco olvidemos que la luna llena refleja una luz que no queremos ni necesitamos, sino que lo ideal es estar en completa oscuridad.
  12. ¡Empiezan las pruebas! A partir de aquí tendremos que jugar con los valores hasta encontrar aquellos ideales para obtener la mejor de las imágenes del cielo estrellado.

 

 

3 consecuencias de abrir y cerrar el diafragma de tu cámara

99614ac1c2034e4cc999f389f39e8e4b

ISO, velocidad de obturación y diafragma son los tres parámetros básicos que determinarán el resultado de una fotografía, aunque quizás es este último el que tiene mayor peso, pues se encarga de regular la abertura por la que la luz pasa, elemento indispensable para captar una imagen. Lo habitual es pensar que una mayor abertura da lugar a una mayor (y más amplia) nitidez de la imagen, mientras que con una abertura menor la nitidez desciende. Y sí, esto es correcto, pero no solamente, sino que tiene otras consecuencias aquello de abrir o cerrar el diafragma de la cámara:

PROFUNDIDAD DE CAMPO

Efectivamente, abriendo o cerrando el diafragma conseguimos una mayor o menor nitidez en la fotografía. O lo que es lo mismo: una mayor o menor profundidad de campo, que se refiere a la parte de la imagen que vemos nítida, por lo que en una imagen con poca profundidad de campo la zona enfocada será más pequeña con respecto a lo que está desenfocado, y viceversa. Por tanto, cuanto más bajo sea el número que expresa la apertura del diafragma (f/), mayor será esa apertura y menor la profundidad de campo, por lo que cuando queremos desenfocar el fondo tendremos que optar por un número f/ lo más bajo posible.

ENFOQUE

Siempre en relación con la profundidad de campo, cuanto menor sea esta, menor será asimismo la zona de enfoque, por lo que si queremos captar la atención de un elemento o persona, y dejar el resto de la imagen desenfocada, deberemos optar por un diafragma abierto, mientras que si queremos que toda la fotografía salga nítida, o estamos ante un paisaje del que queremos la mayor nitidez para todos sus elementos, deberemos optar por un diafragma cerrado (f/32).

NITIDEZ

Y si queremos nitidez hasta en el último de los detalles de una imagen, no tendremos que optar por una apertura o cierre totales, sino que tenemos que hablar de la “nitidez del punto dulce”, que suele estar en diafragmas intermedios, pues cerrándolo perdemos nitidez debido a que la difracción aumenta, mientras que abriéndolo tenemos aberraciones cromáticas y distorsiones en la imagen. ¿Y cuál es el esa nitidez del punto dulce? Suele estar entre f/8 y f/11, pero dependerá de tu cámara y para ello necesitarás hacer diferentes pruebas.

 

.